El ajo es una planta liliácea de tamaño reducido y bulbo carnoso formado por dientes, es utilizado como sazonador en las formas: fresca, molida y deshidratada. Tiene propiedades terapéuticas que permiten su aprovechamiento en las ramas industriales, alimentaría y farmacéutica.
Se requiere realizar el proceso del curado para obtener una máxima vida de anaquel y minimizar las pudriciones. El curado es el proceso por el cual las envolturas exteranas del bulbo y los tejidos del cuello se secan. Temperaturas altas, humedad relativa baja y una buena circulación de aire son condiciones necesarias para curar el ajo eficientemente.
EN CONSTRUCCION
EN CONSTRUCCION